Cámaras de seguridad de la ciudad siberiana de Irkutsk captaron cómo una niña estuvo a punto de convertirse en una víctima de violación por parte de un sujeto, sin embargo los gritos de la menor llamaron la atención de un adolescente que no dudó en rescatarla.

Los hechos refieren que el agresor, de 48 años de edad estaba dentro de su auto estacionado cuando se percató de la presencia de la niña de 9 años.

En cuestión de pocos segundos, el violador tomó a la menor para subirla a su auto, bajar los seguros y emprender la huida del lugar, pero el joven de 16 años se percató de todo.

La niña únicamente alcanzó a gritar y fue por sus llamados que el joven pidió ayuda a otro de los presentes, para dar alcance al pedófilo, el cual logró escapar por unas horas, sin embargo autoridades rusas dieron con él.

Cabe señalar que según información del Comité de investigación de Rusia, el agresor ya había cumplido dos condenas de prisión desde 2001 por delitos de carácter sexual y lo liberaron en marzo de 2017.