Cada vez es más común que la gente en México, sobre todo niños y adolescentes, celebren algunas costumbres de Halloween previo al Día de Muertos, sin embargo algo que ha causado molestia son las bromas que algunos hacen en estas fechas.

Un claro ejemplo de ello es lo ocurrido recientemente en Cuernavaca, Morelos, donde un grupo de jóvenes decidieron caracterizarse de sicarios y colgar un falso cadáver en un puente de la zona, generando pánico y molestia entre los habitantes.

Tras percatarse de un bulto extraño colgando sobre un puente de avenida San Diego, vecinos de inmediato se alarmaron y llamaron al 911, generando una movilización policiaca; al llegar a la escena, los uniformados aclararon a los pobladores que todo se trataba de una broma de mal gusto, sobre todo por el índice delictivo que vive la región.

Lo que más molestia generó, fue que los responsables del engaño compartieron en sus redes sociales fotos previo a su broma, por lo que habitantes de la zona lamentan que se haga una apología del crimen entre las juventudes.