João Paulo Araujo Gomes, es un sacerdote brasileño se ha hecho famoso en redes sociales debido a su preocupación hacia los perros callejeros de su ciudad, pues el religioso no solo les da refugio, sino que los invita a su misa dominical para que los feligreses adopten a los canes.

El párroco de la iglesia de Santa Ana también alimenta a los canes, les da agua, refugio en las instalaciones y los lleva al veterinario para revisiones, vacunas y en caso de que enfermen.

A través de las redes sociales, Paulo Araujo, comparte fotos de los perros que llegan al lugar para que la gente también se ponga en contacto vía Facebook en caso de querer darle hogar a los canes.

“Siempre podrán entrar, dormir, comer, beber agua y encontrar refugio y protección porque esta es la casa de Dios y ellos son de Dios”, escribió en Facebook.

Según las declaraciones de varios habitantes de la zona, muchos perros ya han sido adoptados por los vecinos y autoridades religiosas, además de que el número de animales callejeros se ha reducido.