Chistopher Bergan era un hombre de 37 años de edad que en días recientes viajó desde Noruega, su país natal. hasta Florida, Estados Unidos, todo para celebrar el cumpleaños de su suegro, Richard Dennis, de 61 años.

Sin embargo nada salió como se esperaba, pues el señor de la tercera edad terminó disparando y acabando con la vida de su nuero al confundirlo con un ladrón.

Todo se debió a que Bergan viajó desde su país, pero debido al cambio de horario y algunos retrasos su llegada se retrasó, ante esto y ya caída la noche, decidió tocar a la puerta de la casa y esconderse en los arbustos para “sorprender” a su suegro.

Al abrir la puerta, Dennis confundió al novio de su hija con un sospechoso por lo que no dudó en dispararle y una vez en el suelo, darle un segundo tiro que acabó con su vida al instante.

Dennis, siendo agente de la policìa, no será juzgado tras el fatal error, el cual sus compañeros uniformados han llamado únicamente “un fatal error”.

Por su parte un amigo del occiso culpó a la “cultura de las armas” por la tragedia.