En diferentes partes del mundo, el maltrato animal cada vez en más penalizado y como ejemplo este caso, donde un sujeto llamado Andrew Nipper apuñalò a un perro en más de 11 ocasiones, acabando violentamente con la vida de un perrito, todo esto como venganza.

No satisfecho con el terrible crimen, el sujeto dejó los restos del perro en la puerta de la dueña, avisando primero por un mensaje de Snapchat y justificando su cruel acto con un “tuve un mal día”, argumentó que usó también en la corte.

La mujer afectada aseguró que todo se trató de una venganza, pues el acusado fue novio de una de sus amigas y que éste violaba y maltrataba a su entonces pareja y amiga de la afectada.

Tras esto, la dueña del can, denunció a las autoridades a Nipper, por lo que éste se molestó y también comenzó a acosarla y violentarla, culminando con el brutal crimen.

Ahora el acosador y maltratador de animales deberá cumplir una pena de 9 años de càrcel por cargos de violencia e invasión de la privacidad.