Megan Willis, es una mujer de Maryland, Estados Unidos que decidió casarse a la edad de 26 años, corría el 2016 y la joven se encontraba preparando todo para su gran día.

Mientras organizaba su boda se preguntó qué sería lo mejor para animar la recepción, por lo que no dudó en buscar un buen DJ para entretener a sus invitados, fue ahí donde conoció a Mark Stone.

Stone se desempeñaba como DJ y en ese entonces estaba terminando su matrimonio tras 27 años de haber contraído nupcias.

De inmediato Willis y Stone se entendieron muy bien y se hicieron amigos rápidamente, al punto de que el DJ incluso ayudó a la mujer a terminar de organizar su celebración.

Finalmente el día de la boda llegó y Megan se unió a su marido en la celebración, sin embargo en cuestión de pocos meses, las cosas empezaron a deteriorarse entre los recién casados, mientras su amistad con el DJ se hacía cada vez más estrecha.

Para el 2018 el matrimonio de Megan había fracasado y el de Stone no iba mejor, por lo que ambos se divorciaron de sus respectivas parejas, y se apoyaron mutuamente durante los momentos difíciles.

En cuestión de meses ambos comenzaron a salir juntos sin importarles la diferencia de edades, pues ella tenía 27 y él 46.

Una vez que me di cuenta de que mi matrimonio había terminado, pude abrir los ojos al amor que sentía por Megan», relató el DJ.

Tras algunos meses ambos decidieron avisar a sus familias sobre su relación y planes de casarse, recibiendo el apoyo de sus seres queridos y comenzando un nuevo matrimonio.

Al estar juntos, todos los pensamientos negativos desaparecieron. Yo me siento mayor y él se siente joven, así que es casi como si nos encontramos en el medio y es perfecto», cuenta la mujer.