Las aplicaciones para ligar mediante el celular cada vez se han hecho más populares, pues todos conocemos personas que conocieron a su actual pareja en estas plataformas, mismas que cada día se diversifican más.

En un principio un grueso de la población pensaba que estas nuevas maneras de encontrar pareja solo servía para relaciones poco comprometidas o para encuentros casuales, sin embargo diversos estudios han demostrado un panorama totalmente distinto.

Josué Ortega, un investigador del Center for European Economic Research y Philipp Hergovich, de la Universidad de Viena, Austria, concluyeron que las parejas que se conocen por internet tienden a desarrollar un vínculo más profundo que las personas que encuentran pareja a través de fiestas del trabajo o por amigos en común.

Ortega y Hergovich se dieron a la tarea de analizar a 19 mil parejas que se casaron entre el 2005 y 2012, de las cuales las parejas que se conocieron en el contexto de las redes sociales y apps tienen relaciones más sólidas que las tradicionales.

Las parejas formadas por la interacción online de hecho, tenían un 25% menos de separarse, explica el estudio.

Afirman que la internet da posibilidades a congeniar con una persona que tenga intereses en común, pues la gran parte de apps te pide que llenes ciertos campos de intereses, gustos, hobbies y cosas que la gente busca, una especie de filtro que ayuda a dar con la pareja idónea.

Otro de los aspectos a favor es que la personas nativas de redes sociales y que gustan de conocer gente mediante éstas, son más abiertas a la hora de crear círculos de amistades, sin dejar de lado los intereses en común y las relaciones sólidas pese a las diferencias ideológicas.

Las personas de la diversidad sexual también han demostrado que vía redes sociales han logrado desarrollar relaciones más satisfactorias que si hubiesen ligado en persona.

Finalmente, los investigadores afirman que también tratan de quitar el estigma de las redes sociales de este tipo, pues aún gran cantidad de gente piensa que son solo para relaciones fugaces, sin embargo también cabe recordar que se debe tener cuidado, pues no siempre se sabe quién está detrás de cada perfil.