Felicity Huffman, una destacada actriz, conocida por muchos por su papel de “Lynette” en la serie “Esposas Desesperadas” ha sido sentenciada a 14 días de cárcel tras declararse culpable de pagar la cantidad de 15 mil dólares para falsificar el examen de ingreso universitario de su hija mayor.

Huffman se ha convertido en la primer madre en ser condenada luego de cometer fraude en un examen de ingreso a la universidad.

Fue en mayo pasado cuando la actriz confesó su culpabilidad de conspirar y pagar 15 mil dólares para que alguien corrigiera en secreto las respuestas de su hija en el examen conocido como SAT, explican documentos judiciales.

Felicity cumplirá su condena a la par de una treintena de padres inculpados por los mismos delitos, siendo esta la primera vez que autoridades estadounidenses realizan una condena masiva de este tipo.