Chilaquil, un perrito de la calle que de pronto le gustó convivir con elementos de la policía de Conkal, Yucatán, se ha hecho famosos, pues tras su llegada a la corporación, ya está en cursos para convertirse en perro policía.

Chilaquil llegó con nosotros desde principios de la administración, exactamente hace un año. Entonces los policías nos empezamos, a ver que a todos lados nos seguía, íbamos a dar vialidad, íbamos a cubrir escuelas y nos empezaba a seguir», narró Melina Cobián, directora policía local.

La corporación policiaca asumió la responsabilidad de mantenerlo y entrenarlo para que sea parte activa de la corporación se ganó el corazón de los vecinos vagando por las calles pero en el palacio municipal de Conkal, encontró su lugar.

Los propios elementos se encargaron de bañarlo y comenzar su entrenamiento para ser parte del escuadrón, ahora yendo a su adiestramiento, para ser un perro policía de narcóticos, y revisión de mochilas en las escuelas.

Ahora el can está esterilizado, tiene sus vacunas al día y va al veterinario una vez al mes para procurar su salud.