El Big Data

La menor de 17 años que denunció que fue violada por cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en la alcaldía Azcapotzalco, y su familia, cambió de residencia para ya no ser «molestada».

Así lo dio a conocer el diario El Universal, el cual indicó que la decisión de la familia fue para ya no hablar con las autoridades.

Esto llamó la atención de los agentes de investigación, así como de las diversas instancias de derechos humanos que coadyuvan en el caso de la joven.

Aunque hay una investigación por parte de la Procuraduría capitalina para esclarecer la denuncia de la joven por presunto abuso sexual, hasta el momento no hay grandes avances, ya que la familia no ha aportado más datos.

La Secretaría de Seguridad  Ciudadana mantiene la suspensión de los nueve oficiales que estuvieron cerca de la menor el día de los hechos, pero no se les ha fincado ninguna responsabilidad.

El titular de esta dependencia, Jesús Orta, aseguró que los elementos policiales seguirán en preparación constante para evitar que las agresiones contra mujeres continúen.

Incluso, dijo que dialogará con organizaciones feministas y otros colectivos para que sean las encargadas de la capacitación de los uniformados en cuestión de género.