Ivonne Ortega Pacheco, aspirante a dirigir el Partido Revolucionario Institucional y ex gobernadora de Yucatán, anunció hace unos días que va a implementar un operativo llamado “Militancia Vigilante”, con el cual quiere evitar un posible fraude en el proceso interno que vivirá su partido.

Fue durante una conferencia de prensa que ofreció en la ciudad de Oaxaca, donde Ivonne declaró que la militancia del PRI ha despertado y este 11 de agosto decidirán el futuro de la organización política.

“Ahora tenemos el reto de garantizar la representación electoral y vigilar el proceso para que se respete la voluntad de los militantes y se eviten las viejas mañas de la cúpula como el embarazo de urnas o la coacción del voto; en ese esfuerzo nos ayudará Ulises Ruiz y Coral Valencia”, explicó la aspirante, pues cabe señalar que el pasado viernes el ex gobernador de Oaxaca se unió a la fórmula impulsada por Ortega.

Ivonne señaló que el principal reto es garantizar la representación en cas casillas y vigilar todos los pasos de la elección, y que entre mayor sea la participación mejor se respetará la opinión de las bases.

Sin embargo también recalcó que únicamente se espera que participen entre el 15 y 25 por ciento de la militancia tricolor, lo cual podría facilitar que la cúpula quiera rellenar urnas con votos de más.

Con información de: Azteca