Adán López, Gobernador de Tabasco, ofreció una conferencia de prensa el pasado martes donde aclaró de qué va la la nueva ley que algunos grupos de derecha han llamado “Ley Garrote”, y dicha iniciativa contra las marchas que pretenden extorsionar para obtener plazas o contratos.

Sin embargo por omisión o falta de investigación, el líder de Acción NAcional, Marko Cortés, volvió a aprovechar el tema ya aclarado para intentar golpear al Gobierno de México y al Presidente Obrador.

“En Tabasco, el autoritarismo y la intolerancia del régimen Morenista pretende penalizar la protesta y silenciar la crítica ciudadana”; expresó el conservador.

Sin embargo las declaraciones de Cortés de inmediato fueron puestas en duda, pues en días recientes, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco reprimió estudiantes que se manifestaban; cabe señalar que Alfaro ganó la gubernatura de la mano de Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y el PRD.

Aclarado el tema de la ley, algunos lamentaron los tuits lanzados por Marko, asegurando que “escribe a lo menso”.

También fue señalado de “intentar engañar a los ciudadanos” y de no amar a México, pidiendo incluso que renuncie a la dirigencia del PAN.

en más de una ocasión se ha mencionado que Marko busca llegar a la silla presidencial, sin embargo tuiteros aseguran que la única silla que debe ocupar es la silla de los acusados o la silla eléctrica.