El tema de la mafia israelí operando en la Ciudad de México ha conmocionado a diversos sectores de la población, esto luego de una balacera suscitada en la Plaza Artz Pedregal, al sur de la capital, donde dos ciudadanos de aquel país fueron asesinados por una mujer.

Ambos criminales, con nombres falsos lograron entrar a territorio azteca desde comienzos del 2000, esto gracias a documentación falsa que en su momento no fue detectada por el Instituto Nacional de Migración (INM)

Sin embargo esta información no fue tomada en cuenta por Marko Cortés, líder de Acción Nacional, quien acusa de su entrada a la Secretaría de Gobernación y al INM, pero de la actual administración, además de que exigió que el Gobierno de México refuerce la seguridad en puertos, aeropuertos y aduanas.

Sin embargo la comunidad de redes sociales ha demostrado tener una mejor capacidad de investigación que la que presumen los “líderes de oposición”, señalando que ambos entraron burlaron la seguridad nacional durante los sexenios de Fox y calderón.

En tono satírico, le recomendaron a Cortés que mejor pida ayuda psiquiátrica al Gobierno, pues no pueden creer la el tipo de declaraciones que lanza a diario o en su defecto que mejor contrata un jefe de prensa.

En general la omisión de datos por parte del líder panista no generó más que burlas en su contra, pues consideran que mejor debería reclamarle a Fox, Calderón y Peña Nieto.