Mariana Gómez del Campo, ex líder de Acción Nacional en la Ciudad de México, se ha autonombrado miembro de la “oposición”, sin embargo su actividad política se ha limitado a lanzar tuits contra el Gobierno de México y organizar marchas anti AMLO, mismas que no logran la convocatoria deseada.

Recientemente la sobrina de los Calderón-Zavala, lanzó un mensaje en el cual asegura que los trabajadores del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la CDMX, han sido “uniformados” con los colores del Movimiento de Regeneración Nacional”, esto por el simple hecho de que vistan de guinda.

La panista también se expresó de manera racista y clasista contra los simpatizantes del Presidente Obrador, llamándolos “morenos abusivos”, asunto que sin duda no le generó empatía por parte de la comunidad de redes.

Las críticas no tardaron en llegar, pues le pidieron a la conservadora “volver en sí”, dudando sobre el estado de su salud mental, pues parece que Gómez del Campo ve en todos lados “señales” de un “régimen totalitario”.

También le recordaron que su tío, Felipe Calderón, pintó de gris y azul todos los edificios públicos que pudo, esto para aludir lo colores de Acción Nacional.

Con el tiempo, el término “oposición de quinta” se ha popularizado en redes, saliendo a relucir una vez más, pues Mariana nunca se quejó de que su fallecido aliado, Rafael Moreno Valle, pintó todo de azul en Puebla mientras fue Gobernador.

Bajo la misma lógica de la panista, algunos comenzaron a burlarse, asumiendo que Walmart es azul porque es del PAN y el equipo de fútbol de León Guanajuato es Verde porque apoya al Partido Verde Ecologista de México.