Hace algunos días se dio a conocer un estudio en el cual se afirma que tras el estreno de la serie de Netflix, ’13 Reasons Why’, el índice de suicidios entre adolescentes se disparó, por lo que la empresa decidió eliminar la polémica escena de la primer temporada en la que Hannah Baker (Katherine Langford), se quita vida.

«Hemos escuchado a muchos jóvenes que por 13 Reasons Why han abrierto el debate sobre temas difíciles como la depresión, el suicidio y pedir ayuda», dijo Netflix en un comunicado recogido por Wall Street Journal.»Mientras nos preparamos para lanzar la tercera temporada a finales de este verano, hemos sido conscientes del debate en torno a la serie. Con el asesoramiento de expertos médicos, incluida la Dra. Christine Moutier, directora médica de la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, hemos decidido con el creador Brian Yorkey y los productores, editar la escena en la que Hannah se quita la vida».

Por su parte Yorkey, declaró que la intención de la fuente escena era “representar la fea y dolorosa realidad” para que así nadie intentara “emularla”, sin embargo tras ver el estudio y escuchar las quejas por parte de algunos espectadores decidió hablar con Netflix y editar la secuencia, además de que también planean tratar de eliminar el clip de las redes sociales.

La polémica escena mostraba a Hannah entrando al baño y cortándose las venas para acabar muerta en un charco de sangre. Ahora en la nueva edición de la escena se ve a Hannah entrando en el baño y entonces hay una elipsis que ya muestra a su madre encontrando el cadáver de su hija.

«Ninguna escena es más importante que la vida de la serie, y su mensaje es que debemos cuidarnos mutuamente», agregó. «Creemos que esto ayudará a la serie a aportar un mayor beneficio para la mayoría, al tiempo que mitiga cualquier riesgo para los espectadores jóvenes especialmente vulnerables».

En cuestión el estudio realizado afirma que la cantidad de suicidios entre personas de 10 a 17 años aumentó un 30 por ciento en abril de 2013, un mes después del estreno de la producción a cargo de Selena Gómez.