Esta madrugada, siete elementos de la Policía Estatal de Durango murieron al ser emboscados por hombres armados en el municipio de Mezquital. Dos más resultaron heridos de gravedad.

La emboscada se registró cuando los agentes realizaban un recorrido de vigilancia con rumbo a San Francisco de Ocotán, del municipio del Mezquital, a bordo de unidades oficiales y sobre un camino de terracería.

Siete policías murieron en el lugar de los hechos mientras dos más fueron trasladados a un hospital privado en la capital del Estado para su atención médica, siendo reportados como estables. Se desconoce el estado de salud de los policías restantes.

Personal de apoyo de esta corporación y de la Fiscalía General del Estado, se dirigieron al lugar de los hechos, al igual que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, por lo que se iniciaron las primeras investigaciones, así como el peritaje correspondiente, para poder ampliar la información oficial, así cómo hacer frente ha esta agresión que no es un hecho aislado en esta parte del estado así lo informó la Secretaria de Seguridad Pública en la entidad.