La salida de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sigue dando de qué hablar en medios de comunicación y especialistas en la materias; esta vez fue el destacado experto en geopolítica, Alfredo Jalife-Rahme, quien compartió su opinión sobre lo sucedido.

Durante el programa Telereportaje de la estación tabasqueña XEVT-XHVT, el politólogo refirió en primer lugar que la renuncia, enviada por Twitter antes de hablarla con el Presidente Obrador, fue un “acto de deslealtad, descortesía e incluso de alta traición” porque se da en en el contexto de las protestas que mantienen un reducido número de elementos de la Policía Federal.

Sobre este tema, Rahme mencionó que en efecto este “motín” es orquestado por Felipe Calderón Hinojosa y Genaro García Luna, citando una reciente entrevista que le fue realizada a la periodista investigadora Anabel Hernández.

En dicha entrevista, Hernández mencionó que hay pruebas de que mandos medios y altos de la Policía Federal de Calderón y Luna tenían nexos con líderes del narcotráfico, específicamente con el Cártel de Sinaloa.

Jalife también destacó que ambos funcionarios, incluso intentaron mandar asesinar a la periodista, pues contaba con las pruebas que demostraban estos grandes actos de corrupción.

Finalmente Alfredo relata que Urzúa renunció pues no es un “patriota” además de que las concepciones de Carlos son muy diferentes a las que tiene el Gobierno de México, refiriendo que apenas va entrando la Cuarta Transformación.