Upsocl

La amistad entre los niños es totalmente real. No hay un interés de por medio ni nada de ese estilo, solo amor e inocencia. Así que todo lo que hagan será con todo el corazón y de seguro mantendrán esos lindos recuerdos hasta que sean adultos.

Bien sabe de eso Thane, un niño de 11 años que hizo todo lo posible por que su mejor amigo daltónico, llamado Tyler Muhr, pudiera ver los colores y conocer el mundo tal como él lo hacía.

Bajo su propia iniciativa, comenzó a hacer labores en su hogar y también en el vecindario para recibir algo de dinero y poder ahorrarlo, con el objetivo de hacerle un valioso regalo a su compañero de clase.

Youtube @Denver7

Si bien su madre no sabía para qué juntaba tanto dinero, cuando su hijo logró acumular $100 dólares supo la razón: quería comprarle unas gafas especiales a Tyler para que pudiera ver los colores, y necesitaba su ayuda para escogerlos.

Juntos fueron a comprar las gafas que ayudan a corregir la distorsión de los colores que hace que los ojos no perciban todas las pigmentaciones como realmente son.

Y una vez que las tuvieron en sus manos, Thane no podía esperar a sorprender a su amigo.

Youtube @Denver7

Al momento de usar sus gafas por primera vez, Tyler quedó totalmente impresionado. Tomó el pañueño de arcoiris que venía con los anteojos y no podía creer lo que estaba viendo… sin embargo, estaba totalmente feliz de que su amigo quisiera compartir con él los colores reales del mundo.

Youtube @Denver7

«Creo que es maravilloso lo que hizo Thane. Para un niño de 11 años, eso es simplemente maravilloso», aseguró la mamá del pequeño. Él, en tanto, cree que «Dar un regalo es mejor que recibirlo. Cuando lo das, también ganas».

Mira aquí la emotiva escena: