La Guía del Varón

Si ya tenía su propia versión del iPad de Apple, ahora en este país cuentan con su propia versión del iPhone: el smartphone Pyongyang 2425.

Este teléfono fue lanzado como una versión mejorada del anterior Pyongyang 2423. Tiene tecnología de reconocimiento facial, recarga de batería inalámbrica y es mucho más veloz, aunque en cuanto a diseño e inspiración básicamente es un clon del iPhone X.

El Pyongyang 2425 mide 6.2 pulgadas con resolución de 2.246 x 1.080 pixeles, usa un procesador MediaTek MT6771 de ocho núcleos que mejoran por mucho la velocidad de su antecesor. Pasó de tener una memoria RAM de 2 a 8 GB, ROM de 16 a 32 GB y sus cámaras principales son de 15 y 16 MB, mientras que la cámara frontal es de 16 MB.

Parecido al iPhone, este smartphone de Corea del Norte también necesita un adaptador para conectarle auriculares normales, pero a diferencia de los dispositivos con Andoird, sus aplicaciones son mucho más limitadas. Parece que solamente se pueden compartir mensajes de texto, fotos y música, pero de forma muy local.

Este dispositivo móvil solo puede conectarse a redes de internet locales, bloquea el acceso a otros medios de comunicación extranjeros y solo permite conectarse a redes Wi-Fi oficialmente registradas y aprobadas por el gobierno norcoreano.

También las aplicaciones del smartphone son controladas por el gobierno y en realidad tiene funciones más bien prácticas como consultar el clima o enciclopedias autorizadas.

Aunque es una de las naciones más aisladas, al menos en Corea del Norte cuentan con la tecnología suficiente para desarrollar  su propio smartphone. Claro que es un dispositivo muy sencillo en comparación a lo que está disponible en otros países, pero al menos es un avance; uno con batería inalámbrica que ya muchos quisieran.