Viralistas

Los niños no tienen noción alguna del peligro, mientras descubren el mundo no conocen los riesgos que hay a su alrededor, por eso no temen subirse a un mueble alto ni tocar un tomacorriente. Tampoco temen ingerir cualquier tipo de producto que aunque parezca apetecible pueda ser no apto para el consumo humano.

Simplemente exploran todo obedeciendo a su curiosidad y actúan conforme a sus deseos y su inocencia. Para un pequeño no hay nada imposible, algunos incluso intentan hazañas dignas de superhéroes.

Ningún niño debería permanecer sin vigilancia constante, los cuidadores no deben subestimar el peligro ni siquiera en su propia casa, aunque a veces ocurren accidentes en segundos sin que se puedan evitar.

Tal como el que le sucedió a esta pequeña de dos años, Doha Mohammed, que se precipitó desde el segundo piso de su casa mientras su madre estaba preparando la comida en la cocina.

La cámara de seguridad de un establecimiento contiguo a la vivienda grabó las aterradoras escenas que terminaron con un impresionante rescate.

Cuando la menor se precipitó al vacío al caer desde la ventana, en esa calle transitaba Faouzi Zabaat, un joven de Argelia, de 17 años.

Él apareció justo a tiempo para evitar que le niña tuviera un desenlace fatal, sin dudarlo reaccionó cogiendo en sus brazos a la pequeña antes de que impactara contra el suelo.

Mientras transitaba por la acera se detuvo frente al edificio al ver a la niña jugando al borde de la ventana, de inmediato comprobó que había altas probabilidades de que se cayera al vacío, como en efecto sucedió.

Así que se detuvo y se preparó para atrapar a la niña en caso de que se precipitara.

El hecho sucedió en un barrio popular del distrito de Fatih, Estambul, Turquía, desde que salió a la luz el vídeo causó conmoción en las redes.

Miles de usuarios han comentado para expresar su admiración por la actuación de este gran héroe.

Zabaat trabaja en un taller de marcos en la misma calle donde se produjo el incidente, afortunadamente, estaba ahí en el segundo preciso para salvar la vida de la niña. Recibió una recompensa del equivalente a 30 euros por actuar con tanta valentía.

A pesar de que muchos medios de comunicación lo califican como un héroe, él alega que no hizo nada extraordinario.

En Turquía es reconocido como un gran héroe que se ha ganado la estima de todos por tan noble labor, de no haber sido por él la niña hubiera tenido un trágico desenlace. Comparte este impresionante rescate.