Viralistas

Un taxista anónimo del Aeropuerto de Sídney, Australia, fingió un ataque al corazón para evitar llevar a una pasajera que deseaba hacer un viaje corto. El taxista consideró que la paga no compensaba la larga espera y se escudó con la mujer en que no se sentía nada bien para poder realizar el viaje.

Ella no le creyó y grabó con su teléfono toda la actuación, que fue catalogada como digna de un Oscar.

Muchos son los empleados que no dudan en elaborar alguna mentira, para escapar de alguna situación laboral. Desde mentiritas piadosas, como malestar estomacal, gastroenterocolitis, presión alta o roturas de puertas, hasta algunas mentiras peores.


Pero la situación de nuestro protagonista de hoy es digna de un premio a la mejor actuación. El hombre, conductor de taxi en el Aeropuerto de Sídney se encontraba hacía dos horas esperando a algún pasajero, según expresó el mismo.

El tiempo seguía pasando y cuando una potencial pasajera comunicó al hombre del volante que tomaría un viaje corto, éste se enojó y comenzó una actuación que quedaría grabada en el teléfono de la mujer quien no creía lo que veía.


El conductor se tomó el pecho y quedó hincado de rodillas en el suelo, simulando un ataque cardíaco, al tiempo que, al percatarse de que estaba siendo grabado, intentó lograr que su conducta no se viera tan ridícula.

“Ahora mismo no puedo conducir. No me encuentro bien”, dijo el hombre al ver que lo estaban grabando.


La patética escena indignó a la mujer, así que decidió enviar el vídeo a un programa de noticias y contactar al encargado del servicio proveedor de taxis.

El gerente del servicio de taxis ya se había percatado del gran talento del conductor en la actuación


El gerente de 13 cabs Stuart Overell, responsable del servicio de taxis en cuestión, informó que el conductor ya fue despedido y que los empleados de su firma tienen la obligación de aceptar a todos los pasajeros, sin importar la tarifa que corresponda según el trayecto.

“El conductor en cuestión debería convertirse en actor, porque como conductor de taxi no tendrá más papeles protagónicos”, dijo el gerente.


Y tomando en cuenta que las imágenes se han vuelto virales, realmente le será difícil conseguir un nuevo trabajo como taxista, aunque tal vez una productora de televisión no dude en ofrecerle un papel en alguna serie o novela de drama, después de la gigante actuación que pudimos ver en el vídeo.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos. Recuerda que las mentiras siempre conducen a un laberinto sin salida, y la verdad siempre sale a la luz.