Viralistas

Muchas veces nos topamos con personas que viven en las frías calles sin detenernos a pensar cuál es su historia y cómo llegaron a esto. Muchos estudiantes de la Universidad de Texas se topaban cada día con David Carter, un hombre de 67 años de edad que pedía ayuda para poder comer.

Un día, un dedicado estudiante decidió averiguar un poco más sobre la vida de este hombre y el resultado fue una enorme sorpresa.

David llevaba seis años viviendo en las calles.

Ryan Chandler tenía que realizar un pequeño proyecto para su asignatura “Personas de Texas”. Se acercó a David y comenzó a realizar una serie de entrevistas. Lo primero que sorprendió a Ryan es que aquel al que todos en la universidad sólo conocían como un hombre sin hogar, también había sido un estudiante de Artes en la misma institución hasta que su vida sufrió un enorme giro.

David vive en la ciudad de Austin.

En los años 70, cuando David tenía 23 años, ya había conseguido 87 de los créditos necesarios para obtener su título en Artes. Tan sólo le faltaba un semestre más para cumplir la ansiada meta pero sufrió un accidente que lo dejó sin poder mover su mano.

Quedó muy afectado y decidió renunciar. Con el tiempo también tuvo que dar una seria lucha contra la esquizofrenia, las adicciones y eventualmente se encontró viviendo las calles.

“Hay quienes ven a las personas sin casa como fastidiosos, peligrosos o perezosos pero la verdad es que nadie elige ese estilo de vida. Son víctimas de cosas que se salen de su control”.

Una vez que terminó su proyecto, Ryan decidió mantenerse en contacto con David. Saber su historia lo había conmovido profundamente y sabía que debía hacer algo para ayudarlo.

David todavía soñaba con recuperar el tiempo perdido y poder completar su carrera universitaria, así que eso fue precisamente lo que se dispusieron a hacer.

“El título no es lo que más importa. David quiere concentrarse en aprender y hacer algo significativo con su vida”.

Ryan comenzó a hacer diligencias para inscribir a David en la Universidad. Cuando su historia se dio a conocer muchos se mostraron conmovidos y comenzaron a apoyarlo para que lograra esta inspiradora meta.

Una vez que lograron realizar todo el papeleo pudieron celebrar: lo habían logrado. En cuestión de semanas David comenzará a cursar las materias “Historia de Estados Unidos” e “Historia del Pensamiento Negro”.

Un miembro de Asociación de Ex-estudiantes de la Universidad de Texas se ofreció para cubrir todos los gastos.

Después de 40 años, David ha logrado regresar a su verdadera pasión en la vida y se encuentra dispuesto a demostrar que nunca es demasiado tarde para reponernos de las enormes dificultades con las que nos topamos.