Viralistas

Lydia Cravens es una niña que sufrió una inesperada emergencia médica al sufrir una reacción alérgica. Sus padres, Kylie y Tony, todavía no salen del shock tras ver lo mucho que esto ha afectado a su pequeña.

Todo comenzó con un simple día de juegos en el que ambos ayudaron a su pequeña mientras ella utilizaba maquillaje de juguete. Por desgracia, en cuestión de horas, Lydia comenzó a mostrar serios síntomas de que algo no andaba bien.

Lydia apenas tiene 3 años de edad.

La cara de Lydia comenzó a verse cada vez más hinchada, especialmente en aquellas zonas en donde había utilizado el maquillaje como sus labios y ojos. La reacción alérgica fue tan fuerte que su piel comenzó a presentar quemaduras y fuertes ampollas que le producían mucho dolor. Sus padres no dudaron en llevarla al médico lo más rápido posible.

“Ella estaba muy incómoda. Por ahora lo único que nos preocupa es que Lydia se mejore. Es todo en lo que nos vamos a centrar”.

Desde entonces, la pequeña se encuentra recibiendo tratamiento en un hospital de Illinois. Sus padres publicaron lo sucedido a través de sus redes sociales y han recibido muchísimo apoyo de su comunidad. Muchos exigen llegar al fondo del asunto para asegurar que nadie más sufra estas terribles reacciones.

“Nunca imaginamos que esto se convertiría en nuestra peor pesadilla. Pensamos que ese maquillaje era seguro y no-tóxico”.

Randy Guiller, un portavoz de Family Dollar aseguró que esta empresa de juguetes siempre ha velado por la salud de los más chicos y toman medidas de seguridad con cada uno de sus productos.

“En el 2016 compramos un producto similar al de la imagen que se ha propagado en las redes. Como siempre lo hacemos, realizamos pruebas con especialistas para asegurarnos de que no tuviera ningún producto químico tóxico”.

Cuando la empresa escuchó que estaban siendo señalados como los responsables de la salud de Lydia, volvieron a realizar las pruebas de seguridad y aseguran que el producto es seguro para ser usado por los niños. La madre de Lydia, no se ha contactado directamente con Family Dollar, pero ha actualizado a sus seguidores sobre el estado de su hija.

Lydia se negaba a comer porque tenía los labios con muchas heridas y le resultaba muy doloroso.

Después de pasar tres semanas hospitalizada, Lydia no se ha curado por completo, pero se encuentra cada vez mejor. Sus ampollas comienzan a desaparecer y comienza a recuperar su estado de ánimo alegre y juguetón.

“Lydia pronto volverá a ser una niña normal sin tener que lidiar con las medicinas, la picazón y los baños de avena”.

People

Esperamos que esta dulce bebé logre recuperarse por completo y se logre llegar al fondo del asunto para velar por la salud de miles de niños.

No te vayas sin compartir el alarmante caso que tanto afectó a esta pequeña para que muchos padres puedan tomar medidas preventivas.