Upsocl

Un grupo de niños jugaban afuera de su departamento en Phoenix, Arizona, Estados Unidos, cuando vieron algo inusual. Una gatita sola caminaba de manera extraña, así que se acercaron a examinarla. «Estoy segura de que no tenían idea de qué fue lo que vieron y la llevaron a su casa para pedirle ayuda a sus papás», dijo Kathy Hamel del refugio Arizona Shih Tzi and Small Breed, a The Dodo.

Los niños llevaron a la gatita a su departamento y sus papá estaban confundidos con lo que tenían ante sus ojos. La gatita tenía yeso en sus patas traseras, así que era claro que alguien la había abandonado, aunque no tenían idea de porqué alguien haría algo así.

Contactaron a Hamel con la esperanza de que ella los ayudara.

Kathy Hamel
Kathy Hamel

«Apenas la vi corrí a un veterinario. Una niña de unos 4 años la encontró y la llamó Cupcake y le dije que me encantaba el nombre así que se lo dejaría». Una vez que Cupcake estaba a salvo con Hamel, las dos se fueron a un veterinario.

Aparte de los yesos, Cupcake estaba desnutrida, deshidratada y de estar un día más así, no habría sobrevivido.

Kathy Hamel
Kathy Hamel

«Tengo que admitir que jamás había visto algo así. Aparte de una cosa extraña que acarreaba era muy pequeña. Se veía más grande en la foto que me habían enviado», confesó Hamel. En media hora la veterinaria le logró sacar los yesos, aunque uno de ellos estaba demasiado pegado lo que le causó cierto dolor a la gatita.

Para su sorpresa, sus patas no estaban quebradas.

Kathy Hamel
Kathy Hamel

Los yesos estaban construidos con madera, telas y yeso a la medida de sus patas. Es decir, alguien había hecho esto a propósito.

Cupcake pesaba menos de un kilo sin los yesos y tenía alrededor de 6 meses de vida. Ya libre la gatita demostró ser muy cariñosa y dispuesta a jugar con la gente, a pesar de lo ocurrido.

«Tiene un gran espíritu, ha sido muy tolerante con los termómetros, agujas y toda la limpieza. Ronronea y demanda atención, no pareciera tener rabia con los humanos».

Kathy Hamel
Kathy Hamel

Aunque aún no esta completamente sana, las cosas se ven bien hacia adelante. Ya hay una familia esperando adoptarla, pero mientras tanto deberá mejorarse en el veterinario.