En un camino rural de la localidad de Oconahua, municipio de Etzatlán, hallaron los cadáveres de los dos policías investigadores de la Fiscalía pertenecientes al área de Desaparecidos que fueron privados de su libertad el sábado pasado por sujetos armados.

La Fiscalía del estado detalló que los policías trabajaban “en una investigación referente a la localización de una persona desaparecida por particulares en días pasados, cuando al realizar una inspección en un rancho de dicho municipio fueron sorprendidos por varios sujetos armados quienes los privaron de su libertad y posteriormente los asesinaron abandonando sus cuerpos en un camino rural a unos kilómetros de la cabecera municipal”.

Los elementos que perdieron la vida son: José Jaime Luévanos Márquez y Édgar Andrés Flores Olivares, éste último tenía poco tiempo de haber ingresado a la corporación. Sus cuerpos fueron localizados la tarde de ayer, pero fue hasta este mañana que la dependencia confirmó la información.

La Fiscalía aseveró que continuará con las indagatorias y “no se descansará hasta dar con los responsables de la muerte de los elementos”.