Una pequeña niña de cuatro años estaba bajo el cuidado de los vecinos cuando un pitbull la atacó a mordidas hasta asesinarla. Los gritos de desesperación de la menor alertaron a las personas que intentaron quitarle el perro de encima, pero ya era demasiado tarde.

Los hechos se registraron este miércoles a las 13:00 horas en una vivienda del fraccionamiento Mayorazo 2 en Tehuacán, Puebla. Los padres de la menor se encontraban trabajando en el momento del incidente.

Al lugar llegaron elementos de protección civil y bomberos quienes confirmaron la muerte de la menor. Por lo que acordonaron la zona y llamaron al personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que iniciaran las investigaciones pertinentes.

En base a testimonios de algunos vecinos, recabados por El Sol De Puebla, se trata de un perro agresivo.

Con información de: La Opinión